“Estoy tranquilo porque sé que esto es una patraña”