La tranquilidad, la filosofía política de Rajoy