Una tractorada rodeará los centros de votación para impedir la intervención policial