Un testigo del atentado: “La furgoneta ha salido a toda velocidad y ha dejado un reguero de cadáveres”