La tesorera del PP defiende que no eran “sobresueldos” sino “gastos de gestión”