El recibo de la luz se encareció un 5,3% en 2015