Las nuevas tabletas y ordenadores del Congreso costarán más de 800.000 euros