Con la salida de Sáenz de Santamaría el PP elimina todo rastro de Rajoy