La ruptura del Perito Moreno fue de noche y sin público