Se rompió el cordón y comenzó la carga policial