Los reyes parten hacia el Congreso