Los reyes, de viaje oficial en Japón, agasajados con todos los honores