El Rey modifica su agenda para estar atento al Consejo de Ministros