El rey señala ante la ONU la responsabilidad de Europa para acoger a los refugiados