El Rey emérito aparece tras el escándalo de Corinna