La respuesta de la mujer anónima criticada en el atentado de Londres