El rey anima a los ministros a trabajar" con el mayor rigor y visión de futuro"