Así ha sido recibido el cuerpo de Ignacio Echeverría, el héroe del monopatín