Tripulantes del Prestige avisaron de que tenía una vía de agua días antes del siniestro