Madrid vuelve a la normalidad tras la desactivación del protocolo anticontaminación