La corporación municipal se encierra con afectados por las preferentes