Los dardos se acumulan a dos semanas de las primarias del PSOE