El presunto "soldado virtual" del Estado Islámico dice que "jamás" juró su adhesión y no descargó vídeos yihadistas