Polémica por la presencia de familiares de presos de ETA en el inicio de las fiestas de Vitoria