Basagoiti, uno de los evacuados de la estación de esquí de Panticosa