La presidencia de Juncker enfrenta al PP y al nuevo PSOE