Los políticos independentistas presumen de votar y critican la actuación policial