La protesta de la policía en Madrid