La cúpula policial se reúne con el espionaje en Cataluña como máxima prioridad