El gobierno se plantea prohibir a los ciudadanos grabar a la policía mientras actúa