Las pintadas amenazan las sedes de los partidos al grito de 'Nazis fuera', 'Tumbemos el régimen' o 'Rojos No'