La justicia investiga si se coaccionó a los hoteleros de Pineda de Mar para desalojar a los policías del 1-O