El piloto fallecido en Los Llanos no saltó para evitar que el avión se estrellase en una urbanización