200.000 personas en Barcelona piden la libertad para los líderes de la ANC y Ómnium