Acaba el plazo para presentarse en coalición y la candidatura única independentista pierde fuerza