Casi 1,4 millones de parados llevan tres años o más sin empleo