Una pareja posa con un delfín varado en la playa que poco después murió