¿Le va a pasar factura al PP el caso Soria?