Las palabras de Puigdemont desatan las críticas del resto de partidos