Se complica el objetivo de Sánchez de formar un gobierno a tres bandas