PSOE, Podemos y Ciudadanos buscan un pacto imposible apelando a la flexibilidad