González ve “una idea brillante” que ninguno de los cuatro líderes vuelva a presentarse