El Gobierno tratará a los migrantes del Open Arms como a los de cualquier otra patera