El número de españoles sin localizar tras el terremoto baja a 35