Los ciudadanos se movilizan ante la sentencia de las hipotecas del Supremo