Rivera se muestra conciliador con Rajoy y duro con Iglesias