El líder de los socialistas asegura que "la crisis no es historia"