La libertad de expresión, a debate