Los independentistas quieren que su ley de referéndum prevalezca sobre todo