Los letrados del Parlament rechazan que Puigdemont pueda ser investido a distancia